Taller de escritura de actas y registros de clases (segunda parte)

0
Taller de escritura de actas y registros de clases (segunda parte)
How Can We Help?

jueves 5 de Septiembre del 2019

¨Taller de escritura de actas y registros de clases¨
Organizado por el equipo @Soy Docente
A cargo de Msc. Rosa Asuaje León.

Hoy Iniciamos el encuentro de nuestro movimiento pedagógico, presentando la iniciativa a un nuevo grupo de docentes. Todos los presentes esperan la continuación del taller “Escritura Eficaz” iniciada el día jueves 29 de agosto. La voz se corrió y cada vez somos más los interesados en participar, mejorar y capacitarse en “Soy Docente”.

Luego de las presentaciones repasamos lo trabajado en el encuentro anterior sobre “Actas”. Reiteramos algunos puntos:

  • En el marco de la objetividad y en valor de la verdad, debemos evitar subjetividades en nuestras actas, ya que en las mismas, hablamos por muchos. Como sujeto de la enunciación debemos evitar juicios de valor acerca de lo que uno cree.
  • Debemos ser lo más fiel posible al relato y ser muy cuidadosos en la escritura del acta.
  • Las actas tienen partes: Introducción: lugar, fecha, hora, personas que intervienen; hechos: descripción de la situación acontecida; acciones de la institución; acuerdo entre las partes.
    Luego de este breve repaso (que pueden ver la síntesis completa en el documento anterior en nuestra página) realizamos una tormenta de ideas para describir entre todos las características de un acta. Surgen conceptos como: un acta debe ser precisa, breve y ajustarse a la idea.
    Acto seguido realizamos una ejercitación: nos proponen una situación conflictiva; nos dividimos en grupos y nos piden realizar un acta sobre el enunciado, para después comparar las actas y analizarlas. La idea es entender qué tipo de escritura y características conlleva la realización de un acta.
    A continuación, sintetizamos algunos de los puntos enunciados:
  • Los párrafos del acta deben ser cortos y contener una idea específica y clara.
  • Cohesión (es la concatenación de ideas: capacidad del texto para que cada frase sea interpretada en relación a las demás; para esto usar distintos conectores como: entonces, de igual forma, por lo tanto) y – Coherencia (mantener un hilo conductor del relato para comunicar de forma clara lo ocurrido e hilvanar ideas)
    Esta la problemática y la forma: debemos entender a la situación conflictiva o al problema como un gran sistema: en principio cuando este se presenta debemos atender a las personas involucradas, ya sea familia o docentes y escucharlas. Hablar todo lo necesario para pasar la situación de nerviosismo (si es el caso), respirar hondo para no tomarse las cosas personales (somos profesionales de la educación y como tales debemos tener la templanza para escuchar, atender y resolver las situaciones de conflicto) y atender la situación de la mejor forma posible. Incluso regular nuestro tono de voz. Luego redactar el acta, sintetizando lo charlado.
  • Usar el discurso Directo cuando sea el caso o situaciones delicadas: “En el día de la fecha vino el padre y dijo… la señora se refiere… atendiendo a lo referido el padre…firmando los presentes el acta de continuidad… Siempre toda cita textual se debe poner entre comillas ya que estamos citando a alguien.
  • Ser muy cuidadosos con lo que escribimos, no debemos transmitir en el acta lo que pensamos (por más que estemos de acuerdo o no). Debemos ser objetivos y receptivos a cualquier situación; nunca debemos asumir la idea de que “esto es imposible en mi escuela”
  • No sumarnos problemas e incluirnos en una pelea por tener “razón”, debemos apartarnos del conflicto para racionalizarlo y resolverlo. No tomar una queja de la familia como un ataque personal, debemos escuchar para atender la situación y lograr acuerdos.
  • Debemos tener la empatía y sensibilidad para captar la voluntad del otro.
  • Incluso las actas no son sólo para un conflicto con la familia, también puede usarse para una reunión o perfeccionamiento docente e incluso para avisar a un docente de alguna situación; por ejemplo, si posee muchas faltas injustificadas, el directivo está obligado a comunicar sobre esta situación al docente para evitar una falta grave.
  • Con ética y honor a la verdad no podemos dar por cierto lo que cualquier persona diga, pero si es nuestra obligación esclarecer la situación. Debemos escuchar lo que tenga por decir para entender el conflicto y llegar a la verdad. No debemos pensar que lo que diga un padre o un docente no sea cierto o pensar que no puede ocurrir en nuestra escuela, no podemos dudar de la veracidad de lo que diga, pero tampoco darlo por cierto; debemos investigar y llegar a la verdad.
  • Recordar siempre que lo mejor es llegar a un acuerdo entre las partes.

Algunas estrategias útiles:

  • En el momento de la redacción de un acta (podemos a medida que la vamos escribiendo) parar de vez en cuando para leer en voz alta lo escrito hasta el momento, revisar cómo vamos, si falto algo ó si las partes intervinientes están de acuerdo con lo escrito hasta el momento y luego continuar escribiendo.
  • No exponer a las partes enfrentadas, debemos evitar frustraciones. Podemos mediar entre las partes por separado para luego llegar a acuerdos.

La finalidad de un acta es dejar por escrito lo ocurrido, proponer acuerdos para resolver la situación de conflicto y mediar en la situación con educación y tranquilidad. Como profesionales en la educación (tanto directivos y docentes) debemos transmitir a las familias la seguridad de que los estamos escuchando, atendiendo su problemática y que estamos ahí para trabajar en conjunto por el interés del niño, preservar sus derechos y construir juntos acuerdos para una resolución del conflicto.

Para finalizar debemos entender que un acta no debe quedar como si solo fuera un relato; sino proponer la resolución del conflicto, respaldándonos en la normativa adecuada, enunciar la necesaria para el caso y finalizar con los acuerdos.

Este debe ser el fuerte del acta: el compromiso de la escuela para esclarecer el conflicto y evitar que vuelva a ocurrir.
Debemos escuchar el reclamo, enunciar el accionar de la escuela y proponer acuerdos. Dejar por sentado el compromiso de la escuela y la seguridad de que se procederá a indagar sobre el conflicto.

Podemos comprometernos a volver a convocar a las partes tras una investigación de la problemática para llegar a una resolución; demostrando el compromiso de la escuela por atender a la familia y no dejar que las cosas pasen y no sean atendidas.
Los problemas no se evitan, se enfrentan y resuelven, trabajando en equipo. Como docentes tenemos una función muy importante: la de educar, y esto implica ser por sobre todo guardianes de los Derechos de los niños ya que su cuidado integral es nuestra responsabilidad.
Equipo Soy Docente.

Table of Contents